Principal arrow Tips/FAQs arrow GENU VARUM
Ultima actualización:
 
 
Contactenos
Contactanos en abcpediatria@gmail.com
Escribenos al correo electrónico abcpediatria@gmail.com para cualquier duda o sugerencia referente al portal web.
Publicidad
 

GENU VARUM
Escrito por Dr. Tairon Díaz   
14.03.2006

El Genu Varum (piernas arqueadas), corresponde a una alteración en el eje axial que presentan todos los niños durante su desarrollo, debido a la posición del niño en el útero. Esta alteración puede ser más o menos marcada.

Al momento del nacimiento el niño presenta un ángulo entre el fémur y la tibia de aproximadamente 30°. Con el crecimiento este ángulo va disminuyendo hasta 0°, valor que se alcanza al acercarse a los 2 años de vida y posteriormente se hace negativo en forma progresiva, dando como manifestación clínica el Genu Valgum (rodillas pegadas), hasta la los 7 años aproximadamente, edad en la cual este valor se normaliza hasta los valores del adulto de 5° en el hombre y 10° en la mujer.

Algunos niños presentan un genu varum más acentuado que otros y generalmente se acompaña de Torsión Tibial Interna. En estos casos hay que hacer énfasis en un diagnóstico precoz y decidir si es necesario o no implementar medidas terapéuticas.

Cuando existe el antecedente del uso de andaderas, el niño puede presentar un Genu Varum marcado, por lo que no es aconsejable el uso de estos implementos, debido a que además de los problemas ortopédicos que producen, también aumentan la incidencia de accidentes.

Si se sospecha que le magnitud de la alteración escapa de los parámetros fisiológicos esperados para la edad del niño, es necesario realizar una radiología de los miembros inferiores y determinar cual es el valor de la relación del núcleo de crecimiento de la tibia con respecto al resto del hueso; si este valor es de 11° o menos, se habla de un valor fisiológico, por lo contrario, cuando este valor es mayor y cuando existen alteraciones radiológicas en el núcleo de crecimiento de la tibia, estamos en presencia de una entidad patológica que recibe el nombre de Enfermedad de Blount. La historia de progresión rápida sugiere un cuadro patológico y no fisiológico. Si no existe un proceso patológico subyacente, el Genu Varum fisiológico no precisa más tratamiento que la observación durante los años de crecimiento para comprobar que se está corrigiendo la alineación. Si el genu varum se acompaña de torsión tibial interna importante, se puede implementar un tratamiento con calzado ortopédico acoplado a Twister elásticos. La resolución desde el punto vista quirúrgico se reserva para aquellos casos graves o los que ocasionen problemas estéticos y funcionales en los niños mayores y adolescentes.

El genu varum tiende a desaparecer alrededor de los 2 años, sin embargo, en ocasiones persiste por más tiempo, recordemos que no todos los niños se desarrollan de igual forma, algunos tardan más en hablar o en caminar, todo entra dentro de los parámetros normales.

Dr. Tairon Díaz: http://www.tupediatra.com/curriculum/tairon.htm

< Anterior   Siguiente >


Aviso legalPolítica de PrivacidadSala de prensa

Publicidad
 

¿Quiere que su publicidad aparezca aquí?
Acreditaciones


Visitas Online
Servicio sindicado
 
Licencia de Creative Commons  
Top!