Principal arrow Tips/FAQs arrow Que son los mioclonos?
Ultima actualización:
 
 
Contactenos
Contactanos en abcpediatria@gmail.com
Escribenos al correo electrónico abcpediatria@gmail.com para cualquier duda o sugerencia referente al portal web.
Publicidad
 

Que son los mioclonos?
Escrito por http://www.ninds.nih.gov/disorders/spanish/mioclonos.htm   
16.03.2006

Qué es un mioclono?

El término "mioclono" describe un síntoma y generalmente no constituye un diagnóstico de una enfermedad. Se refiere a sacudidas repentinas e involuntarias de un músculo o grupo de músculos. Los tirones o jalones mioclónicos generalmente son causados por contracciones musculares repentinas llamadas mioclonos positivos, o por un relajamiento muscular llamado mioclono negativo. Las sacudidas mioclónicas pueden ocurrir solas o en secuencia, siguiendo un patrón o sin ningún patrón. Pueden ocurrir infrecuentemente, o muchas veces por minuto. Los mioclonos ocasionalmente ocurren como respuesta a un evento externo o cuando una persona trata de realizar un movimiento. Las contracciones no pueden ser controladas por la persona que las padece.

En su manera más sencilla, el mioclono consiste en una contracción seguida por un relajamiento del músculo. El hipo es un ejemplo de este tipo de mioclono. Otros ejemplos familiares de mioclonos son los sobresaltos nocturnos o mioclonías del sueño que algunas personas tienen cuando están quedándose dormidas. Estas formas sencillas de mioclonos ocurren en personas normales y saludables y no causan ningún problema. Cuando son más prevalecientes, los mioclonos pueden involucrar contracciones persistentes en forma de sacudidas violentas en un grupo de músculos. En algunos casos, los mioclonos comienzan en una región del cuerpo y se esparcen a los músculos en otras áreas. Los casos más severos de mioclonos pueden distorsionar el movimiento y limitar severamente la habilidad para comer, hablar o caminar de la persona que los padece. Estos tipos de mioclonos pueden indicar que hay un trastorno asociado en el cerebro o los nervios.

¿Cuáles son las causas de los mioclonos?

Los mioclonos se pueden desarrollar como reacción a una infección, a una lesión en la cabeza o en la médula espinal, a la apoplejía, a los tumores cerebrales, al fallo renal o hepático, a la enfermedad de almacenamiento de lípidos, al envenenamiento químico o por drogas, u a otros trastornos. Una privación prolongada de oxígeno al cerebro, llamada hipoxia, puede resultar en un mioclono posthipóxico o postanóxico. El mioclono puede ocurrir solo, pero con más frecuencia es uno de varios síntomas asociados con una gran variedad de trastornos del sistema nervioso. Por ejemplo, las sacudidas mioclónicas se pueden desarrollar en pacientes con esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer, o la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Las sacudidas mioclónicas ocurren comúnmente en personas con epilepsia, un trastorno en que la actividad eléctrica en el cerebro se altera, lo que conduce a convulsiones.

¿Cuáles son los tipos de mioclonos?

Es difícil clasificar las muchas diferentes formas de mioclonos porque las causas, los efectos y las respuestas a la terapia varían mucho. A continuación están los tipos descritos más comúnmente.

  • El mioclono de acción se caracteriza por sacudidas musculares provocadas o intensificadas por movimientos voluntarios o incluso por la intención de moverse. Se puede empeorar por intentos de realizar movimientos coordinados precisos. El mioclono de acción es la forma más incapacitante de mioclono y puede afectar los brazos, las piernas, la cara y hasta la voz. Este tipo de mioclono a menudo es causado por un daño cerebral que resulta de la falta de oxígeno y flujo sanguíneo al cerebro cuando la respiración o el latido del corazón se detiene temporalmente.
  • Se cree que el mioclono reflejo cortical es un tipo de epilepsia que se origina en la corteza cerebral que es la capa exterior, o "materia gris" del cerebro, responsable por mucho del procesamiento de información que toma lugar en el cerebro. En este tipo de mioclono, las contracciones generalmente sólo involucran algunos músculos en una sola parte del cuerpo, pero también pueden ocurrir contracciones que involucran muchos músculos. El mioclono reflejo cortical se puede intensificar cuando los pacientes tratan de moverse de cierta manera o perciben una sensación en particular.
  • El mioclono esencial ocurre cuando no hay epilepsia u otras anormalidades aparentes en el cerebro o en los nervios. Puede ocurrir de manera aleatoria en personas que no tienen historial familiar, pero también puede aparecer entre miembros de la misma familia, lo que indica que a veces puede ser un trastorno heredado. El mioclono esencial tiende a mantenerse estable sin que aumente su severidad con el tiempo. Algunos científicos especulan que algunas formas de mioclono esencial pueden ser un tipo de epilepsia cuyo origen se desconoce.
  • El mioclono palatino es una contracción rítmica regular de uno o ambos lados de la parte posterior del techo de la boca, llamado el paladar blando. Las contracciones pueden ser acompañadas por mioclonos en otros músculos incluyendo aquellos de la cara, la lengua, la garganta y el diafragma. Las contracciones son muy rápidas, ocurriendo hasta 150 veces por minuto, y pueden persistir durante el sueño. La afección generalmente aparece en adultos y puede durar indefinidamente. Las personas con mioclono palatino generalmente lo ven como un problema menor, aunque ocasionalmente se quejan de un chasquido en el oído, un ruido que ocurre cuando los músculos del paladar blando se contraen.
  • El mioclono epiléptico progresivo (o PME, por sus siglas en inglés) es un grupo de enfermedades caracterizadas por mioclonos, convulsiones epilépticas, y otros síntomas serios como dificultad para caminar o hablar. Estos trastornos raros a menudo se empeoran con el tiempo y a veces son fatales. Los estudios han identificado por lo menos tres formas de PME. La enfermedad de cuerpos de Lafora (o epilepsia mioclónica de Lafora) es heredada como un trastorno autosómico recesivo, lo que quiere decir que la enfermedad ocurre solamente cuando un niño hereda dos copias del gen defectuoso, uno de cada padre. La enfermedad de cuerpos de Lafora se caracteriza por mioclonos, convulsiones epilépticas, y demencia (una pérdida progresiva de la memoria y de otras funciones intelectuales). Un segundo grupo de enfermedades de PME pertenecientes a la clase de enfermedades de almacenamiento cerebral generalmente involucran mioclonos, problemas visuales, demencia, y distonia (contracciones musculares sostenidas que causan movimientos de contorsión o posturas anormales). Otro grupo de trastornos de PME en la clase de degeneraciones sistémicas a menudo están acompañados por mioclonos de acción, convulsiones, y problemas con el equilibrio y el caminar. Muchas de las enfermedades de PME comienzan en la niñez o la adolescencia.
  • Se piensa que el mioclono reflejo reticular es un tipo de epilepsia generalizada que se origina en el tallo del cerebro, la parte del cerebro que conecta a la médula espinal y controla las funciones vitales como la respiración y el latido del corazón. Las sacudidas mioclónicas generalmente afectan todo el cuerpo, con los músculos de ambos lados del cuerpo afectados simultáneamente. En algunas personas, las sacudidas mioclónicas ocurren en una sola parte del cuerpo, como en las piernas, con todos los músculos de esa parte corporal involucrados en cada sacudida. El mioclono reflejo reticular puede ser activado por un movimiento voluntario o por un estímulo externo.
  • El mioclono provocado por la estimulación es inducido por una variedad de eventos externos, incluyendo ruidos, el movimiento y la luz. La sorpresa pueda aumentar la sensibilidad del paciente.
  • El mioclono nocturno ocurre durante las fases iniciales del sueño, especialmente al momento de quedarse dormido. Ciertas formas parecen ser provocadas por los estímulos. Algunas personas con mioclonos nocturnos rara vez sienten molestia o necesitan tratamiento para el trastorno. Sin embargo, el mioclono puede ser un síntoma de un trastorno del sueño más complejo y preocupante, como el síndrome de las piernas inquietas, y puede necesitar tratamiento médico.

¿Qué saben los científicos sobre los mioclonos?

Aunque en algunos casos, los mioclonos resultan de una lesión a los nervios periféricos (definidos como los nervios fuera del cerebro y la medula espinal, o el sistema nervioso central), la mayoría de los mioclonos son producto de una alteración en el sistema nervioso central. Los estudios sugieren que varios lugares en el cerebro están involucrados en el mioclono. Uno de estos lugares, por ejemplo, está en el tallo del cerebro cerca a las estructuras que son responsables por la respuesta de sobresalto, una reacción automática a un estímulo inesperado, que involucra contracciones musculares rápidas.

Aún no se comprende totalmente los mecanismos específicos detrás del mioclono. Los científicos creen que algunos tipos de mioclonos provocados por estimulación también pueden involucrar la sobre excitabilidad de algunas partes del cerebro que controlan el movimiento. Estas partes están interconectadas en una serie de circuitos de retroalimentación llamados vías motoras. Estas vías facilitan y modulan la comunicación entre el cerebro y los músculos. Los elementos claves de esta comunicación son químicos llamados neurotransmisores, que llevan los mensajes de una célula nerviosa, o neurona, a otra. Las neuronas liberan a los neurotransmisores, que se adhieren a los receptores en las células contiguas. Algunos neurotransmisores pueden hacer a la célula receptora más sensitiva, mientras que otros tienden a hacer a la célula receptora menos sensitiva. Los estudios de laboratorio sugieren que un desequilibrio entre estos químicos puede ser una explicación de los mioclonos.

Algunos investigadores especulan que las anormalidades o deficiencias en los receptores para ciertos neurotransmisores pueden contribuir a algunas formas de mioclonos. Los receptores que parecen estar relacionados a los mioclonos incluyen aquellos para dos neurotransmisores inhibidores importantes: la serotonina, que contrae los vasos sanguíneos y produce el sueño, y el ácido gammaaminobútrico (GABA), que ayuda al cerebro a mantener el control muscular. Otros receptores relacionados a los mioclonos incluyen aquellos para los opiáceos, los fármacos que inducen el sueño, y aquellos para la glicina, un neurotransmisor inhibitorio que es importante para el control de las funciones motoras y sensoriales de la médula espinal. Se necesitan realizar más investigaciones para determinar cómo estas anormalidades en los receptores causan o contribuyen al mioclono.

¿Cómo se tratan a los mioclonos?

El tratamiento de los mioclonos se concentra en los medicamentos que pueden ayudar a reducir los síntomas. El fármaco de preferencia para el tratamiento de los mioclonos, especialmente ciertos tipos de mioclonos de acción, es el clonazepam, un tipo de tranquilizante. Las dosis de clonazepam generalmente se aumentan gradualmente hasta que el paciente mejore o los efectos secundarios se hagan dañinos. La somnolencia y la pérdida de coordinación son efectos secundarios comunes. Los efectos beneficiosos del clonazepam pueden disminuir con el tiempo si el paciente desarrolla tolerancia a la droga.

Muchos de los fármacos usados para los mioclonos, como los barbituratos, la fenitoína, y la primidona, también se utilizan para tratar la epilepsia. Los barbituratos frenan el sistema nervioso central y tienen efectos tranquilizantes o anticonvulsivos. La fenitoína y la primidona son fármacos antiepilépticos eficaces, aunque la fenitoína puede causar fallo hepático o tener otros efectos dañinos a largo plazo en pacientes con PME. El valproato sódico es una terapia alternativa para el mioclono y puede ser utilizado solo o en combinación con el clonazepam. Aunque el clonazepam y el vaproato sódico son eficaces en la mayoría de los pacientes con mioclono, algunas personas tienen reacciones adversas a estos fármacos.

Algunos estudios han demostrado que la administración del 5-hidroxitriptofano (5-HTP), un elemento precursor de la serotonina, conduce a una mejoría en los pacientes con algunos tipos de mioclono de acción y PME. Sin embargo, otros estudios indican que la terapia con 5?HTP no es eficaz para todas las personas con mioclono, y, de hecho, puede empeorar el problema en algunos pacientes. Aún no hay explicación para estas diferencias en el efecto del 5-HTP en los pacientes con mioclono, pero estas diferencias pueden ofrecer indicios importantes sobre las anormalidades subyacentes en los receptores de la serotonina.

Los orígenes complejos del mioclono pueden requerir el uso de varias drogas para un tratamiento eficaz. Aunque algunas drogas tienen un efecto limitado cuando se usan por separado, pueden tener un efecto mayor cuando se utilizan con drogas que actúan sobre las diferentes vías o mecanismos del cerebro. Al combinar varios de estos fármacos, los científicos esperan lograr un control mayor de los síntomas mioclónicos. Algunas de las drogas que actualmente se están estudiando en diferentes combinaciones incluyen el clonazepam, valproato sódico, el piracetam, y la primidona. La terapia hormonal también puede mejorar las respuestas a las drogas antimioclónicas en algunas personas.

¿Qué investigaciones se están realizando?

Los científicos están tratando de comprender la base bioquímica de los movimientos involuntarios y de encontrar el tratamiento más eficaz para los mioclonos y otros trastornos del movimiento. El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés) del Gobierno Federal, es la agencia con la responsabilidad principal de las investigaciones del cerebro y del sistema nervioso.

Los investigadores de los laboratorios del NINDS están evaluando el papel de los neurotransmisores y los receptores en los mioclonos. Si se encuentra que las anormalidades en los neurotransmisores o receptores desempeñan un papel causativo en los mioclonos, las investigaciones futuras se pueden dirigir a determinar la medida en que las alteraciones genéticas son responsables de estas anormalidades y a identificar la naturaleza de esas alteraciones. Asimismo, los científicos podrían desarrollar tratamientos farmacológicos dirigidos a cambios específicos en los receptores para revertir las anormalidades, como la pérdida de la inhibición, y a mejorar los mecanismos que compensan por estas anormalidades. La identificación de las anormalidades en los receptores también puede ayudar a los investigadores a desarrollar pruebas diagnósticas para los mioclonos. Los científicos financiados por el NINDS en las instituciones de investigación en todo el país están estudiando varios aspectos del PME, incluyendo los mecanismos y genes básicos involucrados en este grupo de enfermedades.



¿Dónde puedo encontrar más información?

Para obtener información adicional sobre los programas investigación del NINDS, contacte a la Unidad de Recursos Neurológicos y Red de Información del Instituto (BRAIN por su sigla en inglés) en:

BRAIN
P.O. Box 5801
Bethesda, MD 20824
(800) 352-9424
http://www.ninds.nih.gov

La información también está disponible de las organizaciones siguientes:

WE MOVE (Worldwide Education & Awareness for Movement Disorders)
204 West 84th Street
New York, NY   10024

http://www.wemove.org
Tel: 212-875-8312
Fax: 212-875-8389

National Organization for Rare Disorders (NORD)
P.O. Box 1968
(55 Kenosia Avenue)
Danbury, CT   06813-1968

http://www.rarediseases.org
Tel: 203-744-0100 Voice Mail 800-999-NORD (6673)
Fax: 203-798-2291


"Los Mioclonos", NINDS. Febrero 2003

Publicación de NIH 03-4793s

Vuelva a la página sumaria del Myoclonus.



Preparado por: Office of Communications and Public Liaison
National Institute of Neurological Disorders and Stroke
National Institutes of Health
Bethesda, MD 20892



El material del NINDS sobre la salud se ofrece solamente para propósitos informativos y no significa un endoso ni la posición oficial del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares o de ninguna otra agencia federal. Cualquier recomendación sobre el tratamiento o cuidado de un paciente en particular debe obtenerse a través de una consulta con un médico que lo haya examinado o que esté familiarizado con el historial médico de dicho paciente.

Toda la información preparada por el NINDS es de dominio público y se puede reproducir libremente. Se agradece que se le dé el crédito correspondiente al NINDS o a los NIH.

Revisado January 24, 2006
< Anterior   Siguiente >


Aviso legalPolítica de PrivacidadSala de prensa

Publicidad
 

¿Quiere que su publicidad aparezca aquí?
Acreditaciones


Visitas Online
Servicio sindicado
 
Licencia de Creative Commons  
Top!