Principal arrow News (noticias en ingles) arrow La cesárea aumenta los riesgos para el bebe
Ultima actualización:
 
 
Contactenos
Contactanos en abcpediatria@gmail.com
Escribenos al correo electrónico abcpediatria@gmail.com para cualquier duda o sugerencia referente al portal web.
Publicidad
 

La cesárea aumenta los riesgos para el bebe
Escrito por La Nación   
20.10.2007

Ya sea por parto natural o por cesárea, los chicos nacen igual. Pero ante el aumento de la proporción de los partos por cesárea registrado durante los últimos diez años en la Argentina –y en el mundo– vale preguntarse: de no mediar una indicación médica precisa para recurrir a una cesárea, ¿es lo mismo que un parto natural?

http://www.partofeliz.com.ar/cesarea.htm

Un reciente y amplio estudio realizado en la Argentina da una respuesta contundente a ese interrogante. “Los bebes que nacieron por vía vaginal tuvieron una tasa significativamente menor de complicaciones que los bebes nacidos por cesárea”, dijo a La Nacion el doctor José María Ceriani Cernadas, consultor del Servicio de Neonatología del Hospital Italiano y autor de la investigación que comparó las tasas de complicaciones perinatales de más de 2200 partos.

Además, las cesáreas que se efectuaron antes de la semana 39 del embarazo presentaron un mayor riesgo de complicaciones para el recién nacido que las que se efectuaron a partir de esa semana, revela el estudio, cuyos resultados fueron presentados en el IX Congreso Argentino de Perinatología, que se realizó esta semana en la ciudad de Buenos Aires.

“Este estudio muestra que una cesárea no es equivalente a un parto vaginal”, sostuvo el doctor Carlos Fustiñana, que presidió el citado congreso de perinatología.

"La gran diferencia fue que los bebes que nacieron por cesárea tuvieron casi el doble [más del 40%] de trastornos, principalmente respiratorios, que obligaron a que los bebes fueran internados con oxígeno en terapia intensiva -precisó el doctor Ceriani Cernadas-. Aunque la evolución de estos bebes fue satisfactoria, fueron 2 o 3 días de internación en terapia intensiva."

"Y si bien esa dependencia del oxígeno inicial no modifica el pronóstico del bebe, la internación interfiere con la relación entre la madre y su hijo recién nacido", agregó el doctor Fustiñana.

Cultura, presión y apuro

"La inquietud que motivó el estudio tenía ya un tiempo, y fue desarrollándose a medida que se iba produciendo un incremento progresivo de la realización de la operación cesárea, que se volvió más notable en los últimos diez años", comentó el doctor Ceriani Cernadas.

En su lugar de trabajo, el Hospital Italiano, el porcentaje de cesáreas pasó del 15% a principios de los ochenta a cerca del 50% en la actualidad.

En la Argentina, el porcentaje de cesáreas varía notablemente entre el ámbito privado y el público: así, hay maternidades y hospitales públicos con tasas de cesáreas que rondan el 20 o el 25%, mientras que en algunos sanatorios privados esa cifra puede ser tan alta como el 70 o el 80 por ciento.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el porcentaje de indicaciones médicas válidas para una cesárea no debería representar más de un 15% del total de los partos.

¿Qué es lo que impulsa este crecimiento? "Las causas son muy complejas -respondió Ceriani Cernadas-. Son, por ejemplo, el temor cada vez mayor a las demandas legales [mala praxis] y los cambios en la medicina, que se hace muy rápida, como vive la gente. No hay mucho tiempo para esperar el trabajo de parto por muchas horas y los honorarios en los hospitales privados son bajos para la responsabilidad, que es mucha."

"Esto no sólo ocurre en la Argentina, sino en todo el mundo -agregó el doctor Gustavo Leguizamón, jefe de la Unidad de Embarazo de Alto Riesgo del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (Cemic)-, y las causas, sí, son mutlifactoriales: hay un porcentaje más alto de embarazos múltiples asociado a los tratamientos de fertilización asistida; hay algo cultural también, que es una diferente percepción de la mujer de su cuerpo y del dolor, que hace que piense que la cesárea es una forma de proteger su cuerpo."

"Y, por supuesto, también está la industria del juicio: hoy en día un resultado neonatal adverso después de un parto a veces es utilizado por esta industria y eso crea una presión sobre el médico", agregó el investigador.

38 v. 39

Un dato interesante -y útil- que aporta el estudio del Hospital Italiano es la significativa diferencia entre el porcentaje de complicaciones de los bebes nacidos por cesárea según el momento de la gestación en que se realiza esa operación.

"Nuestro estudio mostró que la morbilidad neonatal [presencia de complicaciones] ocurre sobre todo cuando las cesáreas se realizan en las semanas 37 y 38 de la gestación -comentó el doctor Ceriani Cernadas-. Si la tasa de cesáreas va a seguir siendo tan alta como lo es actualmente, lo ideal es que al menos esa operación se realice en las semanas 39 o 40, cuando el bebe está más maduro."

Lo observado en este estudio coincide con trabajos científicos previos. Tanto es así que, como comentó el doctor Leguizamón, "el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, de los Estados Unidos, recomienda que la cesárea se realice una vez cumplida la semana 39 del embarazo, ya que entonces casi no hay complicaciones respiratorias asociadas a la prematurez".

"El problema -agregó el doctor Leguizamón- es que muchas veces la cesárea se realiza antes, y es entonces cuando se observa el aumento de la morbilidad."

¿Por qué no se espera hasta la semana 39? "Tal vez no sea una indicación muy difundida -sugirió Leguizamón-. O tal vez porque los libros de estudio dicen que la prematurez es cuando el bebe tiene menos de 37 semanas. Pero cuando uno ve la evidencia de complicaciones neonatales no quedan dudas de que no es suficiente llegar a la semana 37, sino que lo ideal es llegar a la semana 39."

Por Sebastián A. Ríos
De la Redacción de LA NACION

Por una decisión informada

Quienes han dado a luz por primera vez a través de una cesárea tienden a aceptar sin mucho cuestionamiento la idea de que el siguiente parto debe realizarse también a través de una cesárea. Una primera cesárea, se dice, aumenta el riesgo de complicaciones en un posterior parto por vía vaginal.

Pero, ¿qué tan significativo es ese riesgo? "En realidad, el riesgo es bajo -responde el doctor Gustavo Leguizamón, jefe de la Unidad de Embarazo de Alto Riesgo, del Cemic-. Hay un riesgo de alrededor del 1% de que la cicatriz del útero se abra durante el trabajo de parto."

Por eso, continúa, "lo aconsejable es que la pareja participe de la decisión de si el parto siguiente a una cesárea va a ser por vía natural o por cesárea. El parto vaginal tiene una mejor recuperación para la madre y menos complicaciones para el bebe, mientras que en los casos en que ha habido una cesárea previa, el riesgo es el mencionado". De lo que se trata es de que la pareja pueda realizar una decisión informada.

 

< Anterior   Siguiente >


Aviso legalPolítica de PrivacidadSala de prensa

Publicidad
 

¿Quiere que su publicidad aparezca aquí?
Acreditaciones


Visitas Online
 
Licencia de Creative Commons  
Top!