Principal arrow Primeros Auxilios y Emergencias
Ultima actualización:
 
 
Contactenos
Contactanos en abcpediatria@gmail.com
Escribenos al correo electrónico abcpediatria@gmail.com para cualquier duda o sugerencia referente al portal web.
Publicidad
 

Primeros Auxilios y Emergencias
Bristol-Myers Squibb asegura la calidad y seguridad de su línea de fórmulas infantiles Enfamil y Enf
Escrito por Bristol-Myers Squibb   
23.09.2005
Mexico, D.F. 22 de septiembre de 2005 – De manera enfática, la empresa Mead Johnson, división nutricional de Bristol-Myers Squibb, asegura a la comunidad médica, a los padres de familia y a la sociedad en general que los productos de su línea de fórmulas infantiles Enfamil son seguros y de la más alta calidad.
Cual es la importancia de los abuelos en el desarrollo de los niños?
Escrito por http://bebe.consumer.es/documentos/preparativos/abuelos.php   
20.09.2005
Además de aportar su experiencia, ayudar en las labores domésticas y hacer de canguros, los abuelos son una figura extraordinariamente útil para el desarrollo emocional de los niños. Habitualmente con más tiempo y paciencia que los padres, y más atentos a disfrutar del nieto que a educarle (con lo que, calladamente, también hacen lo segundo), el pequeño encuentra en ellos los cómplices que siempre van a estar, incondicionalmente, de su parte y recibe una especial forma de ternura que recordará toda la vida. Poder contar con ellos es, por tanto, una suerte.

MEDICAMENTOS EN EL EMBARAZO
Escrito por DR. BERNARDO RAIGOSA   
20.09.2005

CATEGORÍAS DE RIESGO

La etiqueta de algunos medicamentos de prescripción contiene información acerca del nivel de riesgo para el feto y el grado de precaución necesaria en su uso. La FDA ha establecido 5 categorías (A, B, C, D y X) para indicar el potencial teratogénico de una sustancia. Este formato fue anunciado originalmente en el Boletín Farmacológico de la FDA de septiembre de 1979. Debido a las revisiones de la rotulación, son muchos los productos que hoy utilizan el formato estadounidense. En 1989, el ADEC (Comité Australiano de Evaluación Farmacológica) adoptó un sistema similar de clasificación, aunque algo expandido. Alemania estableció su propio sistema de clasificación. A continuación se presentan las definiciones estadounidense y australiana de las categorías de riesgo en el embarazo (Anon, 1997; Anon, 1982; Briggs et al, 1998; ADEC, 1996).


--------------------------------------------------------------------------------


Tabla 1. Definiciones estadounidenses de las categorías de riesgo en el embarazo (FDA)

A - Los estudios controlados en mujeres no evidencian riesgo para el feto durante el primer trimestre y la posibilidad de daño fetal aparece remota. Ver listado

B - Los estudios en animales no indican riesgo para el feto, y no existen estudios controlados en humanos, o los estudios en animales sí indican un efecto adverso para el feto, pero en estudios bien controlados con mujeres gestantes no se ha demostrado riesgo fetal. Ver listado

C - Los estudios en animales han demostrado que el medicamento ejerce efectos teratogénicos o embriocidas, pero no existen estudios controlados con mujeres, o no se dispone de estudios ni en animales ni en mujeres. Ver listado

D - Existe evidencia positiva de riesgo fetal en humanos, pero, en ciertos casos (por ejemplo en situaciones amenazantes o enfermedades graves en las cuales no se pueden utilizar medicamentos más seguros o los que se pueden utilizar resultan ineficaces), los beneficios pueden hacer el medicamento aceptable a pesar de sus riesgos. Ver listado

X - Los estudios en animales o en humanos han demostrado anormalidades fetales o existe evidencia de riesgo fetal basada en la experiencia con seres humanos, o son aplicables las dos situaciones, y el riesgo supera claramente cualquier posible beneficio. Ver listado



--------------------------------------------------------------------------------

Tabla 2. Definiciones australianas de las categorías de riesgo en el embarazo (ADEC)

A - Los medicamentos que han sido utilizados en un buen número de mujeres gestantes y mujeres en edad reproductiva, sin haber observado incremento alguno en la frecuencia de malformaciones u otros efectos nocivos directos o indirectos sobre el feto.

B1 - Los medicamentos que han sido utilizados solamente por un número limitado de mujeres gestantes y mujeres en edad reproductiva, sin haber observado incremento alguno en la frecuencia de malformaciones u otros efectos nocivos directos o indirectos sobre el feto humano.

Los estudios en animales* no presentan evidencia de incidencia incrementada de daño fetal.

B2 - Los medicamentos que han sido utilizados solamente por un número limitado de mujeres gestantes y mujeres en edad reproductiva, sin haber observado incremento alguno en la frecuencia de malformaciones u otros efectos nocivos directos o indirectos sobre el feto humano.

Los estudios en animales* son inadecuados o inexistentes, pero los datos disponibles no indican evidencia de incidencia incrementada de daño fetal.

B3 - Los medicamentos que han sido utilizados solamente por un número limitado de mujeres gestantes y mujeres en edad reproductiva, sin haber observado incremento alguno en la frecuencia de malformaciones u otros efectos nocivos directos o indirectos sobre el feto humano.

Los estudios en animales* indican evidencia de incidencia incrementada de daño fetal cuya significancia es considerada incierta en humanos.

C - Los medicamentos que, debido a sus efectos farmacológicos, han causado o son sospechosos de causar efectos nocivos sobre el feto humano o el neonato, sin ocasionar malformaciones. Estos efectos pueden ser reversibles. Para una información más detallada deben consultarse los textos acompañantes.

D - Los medicamentos que han causado, los sospechosos de haber causado o los que probablemente pueden causar un incremento en la incidencia de malformaciones o daño irreversible en el feto humano. Estas sustancias también pueden tener efectos farmacológicos adversos. Para una información más detallada deben consultarse los textos acompañantes.

X - Los medicamentos que tienen un riesgo tan elevado de causar lesión permanente al feto que no deben utilizarse en la mujer embarazada o con posibilidad de embarazo.


--------------------------------------------------------------------------------


* Los estudios en animales presentados como soporte para la aprobación de nuevos medicamentos deben estar en concordancia con la Guía Australiana sobre Registro de Medicamentos, Volumen 1: Productos Farmacéuticos de Prescripción y Otros Especificados, segunda edición.


Nota: En los medicamentos de las categorías B1, B2 y B3 no existen estudios en humanos o son inadecuados, y por lo tanto la subclasificación se basa en los datos disponibles obtenidos de animales. La asignación de una categoría B no implica mayor seguridad que la categoría C. Los medicamentos dentro de la categoría D no están absolutamente contraindicados en el embarazo (por ejemplo los anticonvulsivos). Además, en algunos casos, la categoría “D” ha sido asignada sobre la base de “sospecha”.


Que debemos de comprar antes del nacimiento del bebe?
Escrito por http://bebe.consumer.es/documentos/preparativos/compras.php   
19.09.2005
El ajuar del bebé no debe incluir la multitud de artículos que el mercado actual ofrece, que muchas veces sólo sirven para encarecer y complicar innecesariamente sus cuidados y llenar la casa de trastos. Por otro lado, muchas cosas pueden ir comprándose sobre la marcha y, regalos al margen, tampoco es preciso adquirir ya la trona o el parque, que de momento no van a usarse, de modo que es mejor limitarse a lo esencial, pensando en las necesidades reales del bebé y a lo que realmente conviene tener preparado desde antes de su nacimiento
LAS CONVULSIONES FEBRILES: UN PROBLEMA DE TODOS
Escrito por Dr. D. Miguel Rufo Campos   
19.09.2005
Las Convulsiones febriles se definen como crisis convulsivas ligadas a la edad y desencadenadas por un proceso febril agudo. Dichos episodios, aparecen entre los 6 meses y 5 años de edad, asociados con fiebre, pero sin evidencia de infección u otra causa intracraneal definida, y se excluyen de ellas las crisis con fiebre, en aquellos niños que han sufrido una crisis previa afebril. (NIH consensus statement). Se sabe, que aproximadamente un 4 % de toda la población infantil va a experimentar al menos una convulsión febril. La mayoría, (90 % de los casos) se presentan entre los 6 meses y los 3 años de edad, con un pico de incidencia entre los 18 y los 24 meses. Una historia de convulsión febril estará presente en el 25 % de sus familiares
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 Siguiente > Fin >>

Resultados 10 - 18 de 72


Aviso legalPolítica de PrivacidadSala de prensa

Publicidad
 

¿Quiere que su publicidad aparezca aquí?
Acreditaciones


Visitas Online
 
Licencia de Creative Commons  
Top!